¡Muy buenas! Me apetecía pasarme por aquí porque últimamente muchas mujeres me preguntan qué pueden hacer para mejorar su fertilidad, y la verdad es que podemos hacer muchas cosas pero, sobre todo, debemos evitar muchas de ellas.

En los últimos tiempos se está hablando mucho de la infertilidad y es lógico porque llevamos un estilo de vida que no favorece que, de manera natural, se produzcan embarazos. ¿A qué se debe esto? Pues el estrés y la falta de descanso tiene mucho que ver en esto, el tipo de alimentación que llevamos, la contaminación ambiental a la que estamos sometidos con el uso de pesticidas en la agricultura, las radiaciones ionizantes en el ámbito hospitalario, los metales pesados que encontramos en algunos pescados, los productos químicos empleados en la limpieza del hogar o de los centros de trabajo, la contaminación del aire, y un largo etcétera.

Pero, ¡que no cunda el pánico! Porque tenemos a nuestro alcance muchas herramientas a para favorecer la existencia de una óptima salud reproductiva. Aquí te dejo unas cuantas ideas:

  • Dedica unos 15 minutos cada día a meditar o a realizar respiraciones conscientes, eso te ayudará a bajar las revoluciones y a reconciliarte contigo misma. Es tiempo para ti.
  • Realiza ejercicio físico regular, busca alguna actividad que te motive para comprometerte a realizarla habitualmente. Esto te ayudará a depurar toxinas, reducir los niveles de estrés y aumentar la circulación del sistema reproductor.
  • Descansa al menos 7-8 horas diarias, el descanso puede hacer mucho más por ti que cualquier tratamiento que puedan ofrecerte. De esta manera también reduciremos los niveles de estrés.
  • Evita el tabaco, el alcohol y las bebidas estimulantes como el café. Estas últimas tienden a aumentar la tensión arterial y el ritmo cardíaco, efectos que debemos evitar cuando estamos buscando un embarazo.
  • Nútrete con alimentos frescos de temporada y de proximidad, y si son ecológicos mucho mejor, así evitaremos todo lo posible el contacto con los pesticidas, que actúan como disruptores hormonales (es decir, alteran tu salud hormonal).
  • Mantén una buena salud bucal. Esto puede parecer que no tiene mucha relación con la fertilidad pero lo cierto es que la boca es el lugar de entrada para muchos patógenos que afectan al sistema inmunológico.  Además, un desequilibrio en la flora oral de la madre puede alterar el equilibrio de bacterias del líquido amniótico, la placenta e incluso el cordón umbilical.
  • Cuida tu microbiota intestinal o, lo que es lo mismo, los millones de microbios que habitan en tu intestino ya que tienen un papel fundamental en la respuesta inmune de nuestro organismo. Entre otras cosas, alrededor del 80% de la serotonina (molécula de la felicidad y la fertilidad) la produce nuestra microbiota instestinal.

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Te apetece saber más sobre este tema?