CURSO TEÓRICO-PRÁCTICO

Semana de cuidados al útero

Una experiencia para nutrir y activar tu centro de poder y creación

El útero es un órgano mágico capaz de crear vida y al que sólo solemos atender cuando nos quedamos embarazadas o parimos.

Si estás buscando un embarazo y no llega, o bien tienes endometriosis, pólipos o miomas, posiblemente tu relación con este espacio sagrado no sea muy amigable.

Si cada mes sufres de fuertes dolores menstruales o de síndrome premenstrual es muy probable que tengas incluso rechazo a tu matriz.

Además, el útero es un espacio vacío que tiende a llenarse de emociones que no expresamos y se acumulan en forma de rigidez, baja líbido y tensión, generando más sufrimiento a nuestros procesos femeninos.

Sin embargo, reconectar con tu útero de manera amorosa y darle los cariños que merece, supone un gran impulso a tu fertilidad y bienestar femenino y a manifestar la vida que deseas.

 

Tu útero es tu gran centro de creación, poder y placer.

Y en cambio, la mayoría de las mujeres viven desconectadas de este gran receptáculo de vida y gozo.  

Así que vamos a ponerle ya la atención y el cuidado que este órgano femenino merece. 

En esta semana de mimos a tu matriz  vas a reconectar con la sabiduría de tu útero y vamos juntas a realizar prácticas poderosas para que puedas expandir tu fertilidad y soltar la rigidez de tu matriz.

Vas a descubrir las magia que esconde tu cuerpo femenino y a crear la vida que anhelas.

¿Qué te vas a llevar de este Curso?

Es para ti si...

¿Qué incluye?

Una propuesta diaria de autocuidado en formato vídeo, audio o PDF para que explores la sabiduría de tu útero, conectes con todo su poder y eleves su capacidad creadora.

Si sientes el llamado a reconectar y activar el poder de tu útero, este curso te espera

Aspectos prácticos

Inversión:

17 €

Facilitadora: Laura Jiménez

Laura es mentora holística de salud femenina y fertilidad y lleva años acompañando a mujeres a encontrar el equilibrio hormonal, expandir su naturaleza fértil y sacar a la diosa que todas llevamos adentro.